31 de agosto de 2012

El anarquista


Licencia Creative Commons
El anarquista por Alfredo Santana de la Oliva se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Esta pintura tiene un significado especial para mí, y explicaré por qué.

Buscaba hacer algo más rompedor de lo que estaba haciendo por entonces (hablo del año pasado: Demiurgo, Inocencia, Deseo I y II, Domina I, Agonía...), con más vida, movimiento, furia...un grito.
Y ese grito empezó a tomar forma en cuanto sonó en mi mp3 la canción Born again anarchist, de Soulfly. A partir de ello, la música, mi mente y mis manos fueron uno y surgió la idea. Para rematar, poco después de empezar a pintarlo ya en el lienzo, surgió el movimiento 15M, y empezaron las manifestaciones, acampadas en las plazas y asambleas multitudinarias (desde la clase se podía escuchar y ver perfectamente cuando había algo).

En cuanto a la composición, influyeron varias ideas de distinto origen: el león de Las tres transformaciones de Así habló Zaratustra, de Nietzsche; la filosofía revolucionaria de distintos autores anarquistas, el gusto por la velocidad y la agresividad propia del futurismo...

En pocas palabras, es un grito. Un grito de furia, del animal salvaje que desea liberarse de su jaula, del anarquista que todos llevamos dentro harto de las cadenas de esta "civilización" y que busca liberarse rompiendo con la prisión donde ha vivido siempre. Las ruedas simbolizan el progreso que es esa determinación de liberarse y que arrasa con las ruinas de lo que hubo.

3 comentarios:

  1. Que caña, ahora veo que ha tardado en finalizarse por buena razón, ha quedado genial, me encanta. Ruge por si sólo.

    ResponderEliminar